Noticias

Descubre todas las novedades de Amphora

El secreto de las auténticas patatas fritas belgas

¿Qué tienen las famosas frites de Bruselas que las hace únicas?

El secreto de las patatas fritas belgas se esconde en su elaboración.  Aquí vamos a desvelarlo, paso a paso:

  • Lavamos las patatas y las cortamos en bastones de 1 cm de espesor.
  • Las volvemos a lavar para que pierdan almidón y queden más crujientes. Es imprescindible secarlas bien sobre un paño o papel de cocina.
  • Hacemos una primera fritura para romper ligeramente el color de las patatas, con el aceite a una temperatura entre 140 ºC y 160 ºC.
  • Las retiramos y las dejamos enfriar de 5 a 10 min. sobre papel absorbente.
  • Las freímos nuevamente con el aceite entre 170 ºC y 175 ºC, para obtener unas patatas doradas y crujientes por fuera y tiernas por dentro.
  • Las dejamos escurrir bien para eliminar el exceso de aceite.

La forma tradicional de servir las frites en Bélgica es en un cucurucho o cono de papel o cartón, que también absorbe el aceite.

Se pueden acompañar de diferentes salsas, a gusto del consumidor: mayonesa, ketchup, mostaza, tártara, etc.

Aceite AMPHORA recomendado: cualquiera de nuestros aceites es adecuado para elaborar unas excelentes y doradas patatas fritas al estilo belga, pero el más indicado para freír grandes cantidades de alimentos es Luxefrit, por su interesante relación calidad-precio.